PostHeaderIcon CREATIVIDAD 20

CREATIVIDAD 20. UN TEMA DE NUESTRO TIEMPO

Guillermo Menéndez de Llano Menéndez

Enero de 1937. COMPROMISO DE PICASSO

En enero de 1937 se compromete Picasso a pintar un mural para la entrada del Pabellón de la República Española en la Exposición Internacional que iba a inaugurase aquel año en París. También había acordado con José Gaos, comisario de la Delegación encargada de realizar los proyectos, la ejecución de una serie de aguafuertes de tamaño postal para distribuirlos a cambio de algún dinero que sirviera a las combativas fuerzas populares.

26 de abril de 1937.  GUERNICA

El 26 de abril de 1937 en Guernica tiene lugar un suceso que hiere, conmueve y subleva la conciencia del mundo. Tres horas y media duró el mortífero fuego de los aviones sobre la población indefensa. Franco y Mola eran entonces en España cabezas de la insurrección contra la República. Fue Guernica un criminal ensayo de desmoralización y de manipulación con la mentira desalmada. El nazi-fascismo había dejado así en España su tarjeta de visita. Surgió el horror. En el mundo hubo entonces un llamamiento a la conciencia de la Humanidad. Es ante este desgarrador acontecimiento como ultima Picasso su combativo testimonio. En aquellas fechas, escribe Larrea que  muchos están convencidos de que el futuro de la humanidad se decide en el seno de España. En el mundo se propagó el estremecimiento de la conciencia por aquella monstruosidad.

1 de mayo de 1937. EL GRAN MURAL

Un primero de mayo de 1937, pocos días después del bombardeo de Guernica, Picasso  traza con firmeza algunas figuras simbólicas de gran fuerza para hacer su gran mural.

9 de junio de 1937. SUEÑO Y MENTIRA CONTRAPUESTOS

El 9 de junio, escribe Larrea en su libro sobre Guernica (pág. 17), que termina Picasso “de grabar y de tratar con aqua tinta las  dos planchas de cobre que en vez de fraccionarse en dieciocho postales según lo previsto, se imprimieron en dos grandes hojas con el aditamento de una tercera” como prefacio. Las edita con el título “Songe et mensonge de Franco”. Larrea añade que él mismo se encargó de la edición y distribución de estas láminas.

Al componer esta serie, Picasso parece rasgar la superficie como si fuera un niño. ¿No anuncia ya Picasso su intento de encontrarse con alguna fuerza originaria que también podía presentir en el primitivo o en el sueño para investirse de ella cuando realiza la obra que se conocerá como el Guernica ¿No estamos ya ante una clave del Guernica que declara el sueño como fuente de verdad contrapuesto y enfrentado a la mentira?

UN RECUERDO PERSONAL

Al iniciarse la década de los setenta del pasado siglo, estos aguafuertes de Picasso tuve ocasión de verlos por primera vez colgados de la pared en el estudio que tenía viviendo en Madrid Faustino Lastra Menéndez de Llano cuando dirigía la editorial Siglo XXI. Tino, como le llamábamos en la familia, llegó a tratar a Picasso estando en París. Tuvo con él cierta sintonía hasta el punto de que se ofreció Picasso a dibujarle un retrato; aunque luego, según me dijo, se lo hubieran robado del coche.

Aquellas tres láminas de Picasso formaron la cola luminosa de un cometa llamado Guernica haciéndolo más visible y comprensible como sueño opuesto a la mentira totalitaria para desenmascararla con su luz. Ante el Guernica palidecen también los actuales negacionismos.

Para volver a mirar los dibujos de estos aguafuertes, abro por enésima vez el libro de Larrea sobre el Guernica que me regalaron con una amistosa dedicatoria Toto y Paloma en agosto de 1978. Ahora, me llama la atención en una de las viñetas la magnífica cabeza de un toro de cuyo perfil se desprenden rayos de luz dándole a la figura cierta forma solar. La majestuosidad de esta luminosa cabeza parece anunciar ya el nivel de otra obra protagonizada por la luz y la verdad para denunciar y combatir las bajas formas del poder que busca ocultarse con la mentira. Me refiero al gran mural que se titulará Guernica. ¿No es “Sueño y mentira de Franco” una pedagógica introducción al sentido del Guernica? La rabia de Picasso por lo acontecido queda expresada en ese cuasi círculo que araña para titular con su firma esta serie.

También recuerdo que una asociación espontánea entre una cabeza táurica y la luminosa forma solar la hice en uno de los dibujos que en cierta ocasión expuse en el Museo Barjola de Gijón.

PICASS0. HÁGASE LA LUZ

La comunidad artística veía en Picasso el artista capaz de expresar con su voz y con firmeza la conmoción y la angustia de aquel momento cuando se comprometió a poner un gran mural en la entrada del Pabellón para la República Española en la Exposición Internacional que debía inaugurarse en París.

Para Picasso, en el escenario de España, Franco estaba con la mentira y fuera del sueño atrincherándose con máscara y falso testimonio.

Entonces, pareció decir Picasso en el Guernica ¡Hágase la luz! para separar el sueño de la mentira. Guernica, juicio final de un mundo que termina con el fragmentador estallido de sus formas y de sus gritos desgarradores representa al mismo tiempo el primer instante de otra nueva creación que comienza cuando opone  al fuego destructor el resplandor de la luz como resurrección y triunfo de la Verdad.

Ya señaló Larrea que “El último de los grandes personajes de la tragedia es el significado por la voluminosa cabeza y el busto de mujer que empuña la lámpara. Es…la idea fija y primordial del cuadro apareciendo tal como ha quedado desde el primero al último de sus apuntes…La importancia que asume en el conjunto nos es revelada  por… ser la administradora de la luz”, (pág. 155).

El imaginario de Picasso cruza desde su actualidad la historia de la cultura, y hasta en el primer capítulo del Génesis sobre la creación podríamos encontrar algún oportuno antecedente:

Y dijo…”Haya luz” y hubo luz. Vio que la luz era buena y estableció separación entre la luz y las tinieblas…y luego amaneció: día uno.

¿No nos reconoceremos en la estela de este imaginario?


GUILLERMO MENÉNDEZ DE LLANO MENÉNDEZ

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación

Jefe del Departamento de Arte y Filosofía

En

ASOCIACIÓN DE LAS ARTES VISUALES DE ASTURIAS

 

(C) 2010 Asociación de las Artes Visuales de Asturias. Términos y condiciones de uso