PostHeaderIcon CREATIVIDAD 19

CREATIVIDAD 19. UN TEMA DE NUESTRO TIEMPO
PICASSO EN LA MEMORIA
Era un luminoso día, víspera de mi vuelo a Asturias, y por la tarde me acerqué hasta el centro urbano para visitar la exposición de “Juan Gris, María Blanchard y los cubistas (1916-1927)”. Sugerente muestra comisariada en el museo Carmen Thysen de Málaga por Eugenio Carmona y Lourdes Moreno presentando, a través de más de 60 obras, un aleccionador capítulo de las llamadas vanguardias históricas.
A través las céntricas calles repletas de turistas no fue difícil que el recuerdo de Picasso me viniera a la memoria, sobre todo después de que algunas palomas me asombraran al agolparse en vuelo frente a mi cámara cuando me disponía a fotografiar uno de los vetustos árboles que precisamente ahora estoy exponiendo en Istagram.
“CREACIÓN” E HISTORIA DEL CUBISMO
Indicaba un panel de la entrada que el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914 no había determinado el fin del cubismo “creado” en París por Braque y Picasso a partir de 1907. Aunque advertía que sí se había marcado en aquella fecha el inicio de una vía nueva con otros protagonistas. Tal era el enfoque de aquella exposición.
Con la guerra como fondo biográfico, a partir de 1916 aparecen las figuras de Juan Gris, María Blanchard, Jean Metzinger, Albert Gleizes y Jacques Lipchite. En el panel también se indicaba: “…una nueva etapa de redefinición del cubismo, intensa y plena de creatividad…” Con una buena observación se añade que había sido el resultado de diversas búsquedas individuales que llegaron a converger en un mismo camino. No era difícil comprender la idea de creación en aquel relato.
En el programa también se podía leer: “…Gris, que será la figura clave de este periodo, y los artistas…con los que mantuvo sintonía creativa y amistad”
¿Fue aquello una reflexión sobre la pintura pura en la que convivieron abstracción y figuración? Son propuestas que pervivieron hasta finales de los años veinte, y en el caso de España habrían ejercido un papel básico en la primera generación vanguardista. Hay una nota sobre María Blanchard que dice:
“Para María Blanchard es el momento de plena inmersión y su madurez creativa…”
En otro momento se añade que “hubo tantos cubismos como artistas lo interpretaron…y sintonía creativa”
Advierto que el término creación sigue salpicando el texto.
Se precisa oportunamente que, aunque desde 1916 Gris encabezara la búsqueda de un objetivo común, tanto él como Blanchard y otros habrían seguido caminos propios y originales aunque la amistad entre ellos, y su marchante común durante la guerra, Léonce Rosenberg, hubiese estimulado intercambios y sintonías. Desde mediados de los años diez y durante parte de los primeros veinte, se haría posible esa unidad en la diversidad. También se añade:
“…arquitectura de planos, que Gris entrelazará…y que perseguía dotar de leyes propias a la creación pictórica y escultórica, en paralelo a la experimentación literaria…”
Después del recorrido por la sala, me senté para mirar algunas obras divisables desde un confortable banco.
DINAMORFISMO Y VALOR
Me pareció que señalar el fondo de la guerra tras aquellas magistrales obras era algo inquietante. Con su armonía nos señalaban la posibilidad de no perdernos a nosotros mismos dejándonos arrastrar por el ruido de la tragedia. Era la exposición un gozoso canto a la libertad y a la esperanza. Aquel aparente distanciamiento exhibía en realidad una fuerte dinámica de la anhelada forma humana, como si en medio del fragor quisiera hacerse escuchar una voz profética capaz de llegar todavía hasta nosotros para alentarnos y orientarnos. No eran cuadros de un tamaño enorme, pero su grandeza o su valor no era la enormidad. Tampoco el precio posible. El Arte alcanza otra dimensión de lo real; Aunque sus raíces se claven también en el suelo y el subsuelo de nuestro mundo, el arte nos eleva. En esto consiste su dinamismo. Este es su valor.
SUEÑO Y MENTIRA. FRAGMENTACIÓN
Se encuentran en la colección del museo obras que testimonian cómo la pintura española de finales del siglo XIX empieza a mirar abiertamente a la pintura internacional estableciéndose un profundo debate sobre las señas de identidad y la construcción de la imagen de España. Es en este contexto donde la figura de Picasso destaca, y allí mismo en Málaga aparece jugando con todo su histórico urbanísmo recuperándolo genialmente para orientar también la identidad de España con una verdad que diferenció desde el principio sueño y mentira. Ya estoy recordando el Guernica de Picasso con su fragmentador estallido capaz de convertirse en cúpula sagrada del grito humano. El tema de la fragmentación en el arte de nuestro tiempo encuentra en el Guernica un referente central de su sentido. Con el Guernica se cierra para España una edad. Pero la cuestión sigue siendo la humanidad.
LO PLANETARIO
Advertido que el individuo, la singularidad o la persona no es forma que necesariamente quede anulada por todo grupo, colectivo o comunidad -¿no será todo lo contrario?-¿podríamos señalar alguna característica que recoja el sentido esencial de las vanguardias históricas para prolongarlo? Ahora, pienso que esta nota podría ser lo “planetario”. ¿Este sería el nuevo acento y el nuevo horizonte, la nueva altura del arte nuevo? Más que de una vanguardia o de una generación se trataría de la forma dinámica de otra mirada. Lo planetario sería en el arte otra llamada en la tierra.
CONTRA POLÍTICAS CONTRACTIVAS. ¡DESPERTEMOS!
La perspectiva de lo planetario pienso que convendría fuese tomada por la nueva política en sus programas sin prescindir del ciudadano como referente de las decisiones. A las políticas “contractivas” como puedan ser los separatismos pienso le faltaría suficiente perspectiva del propio tiempo y opino que no toman altura suficiente para evitar incluso la manipulación de que puedan ser objeto por sus adversarios. Ahora mismo, estoy pensando en los actuales separatistas catalanes de España. ¿Se equivocan? De nada sirve la determinación de la voluntad si no hay luz. Pero la suerte no está echada. Tampoco el juego puede ser otra mentira. Solo los sentimientos no nos valen ¡Despertemos!
Por
GUILLERMO MENÉNDEZ DE LLANO MENÉNDEZ
Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación
Jefe del Departamento de Arte y Filosofía
ASOCIACIÓN DE LAS ARTES VISUALES EN ASTURIAS

 

(C) 2010 Asociación de las Artes Visuales de Asturias. Términos y condiciones de uso