PostHeaderIcon CREATIVIDAD 11

CREATIVIDAD- 11. TEMA DE NUESTRO TIEMPO

Sobre la historia del término creatividad en nuestra tradición, ya habíamos encontrado la figura de Platón como un referente imprescindible marcando un antes y un después al introducir en este dinámico movimiento la inspiración de la razón.

Sin embargo, además de las ideas se advierte la relevancia también central que en su discurso adquiere el tema del amor. Citaré algunos textos que fui seleccionando en mi reciente lectura de Las Leyes:

“el que haya de ser un gran hombre es necesario que no se enamore de sí mismo ni de lo suyo, sino de lo justo”. (Platón, Las leyes, V 731, e)

“ Porque, cuando en los amores hay algo de nostalgia, ésta aglutina y enlaza toda clase de caracteres; mientras que, en cambio, una convivencia fastidiosa y en que no haya esa nostalgia nacida con el tiempo, hace que las gentes se separen unas de otras por obra de un hastío irresistible”. (Platón, Las leyes, VI, 776 a)

“Cli.- ¿Qué es lo que nos mandas recordar?

Ate.- Lo que distinguíamos con tres nombres; pues hablamos…de la comida en primer término, y en segundo de la bebida, y en tercero, de esa especie de excitación de lo amoroso”. (Platón, Las leyes, VI, 783, b)

Pero sobre el amor también encontraremos otros textos que vuelven a señalar esa dialéctica multipolar que ya habíamos apuntado en el discurso platónico.

AMOR AL DINERO Y TIEMPO

“ Ate.- …el amor al dinero no deja tiempo libre…para cuidarse de otra cosa que no sean los bienes propios; pendiente de ellos, el alma … solo está en disposición de atender a esta ganancia…; y…(el tal) se halla prontísimo a…poner por obra cualquier…práctica que conduzca a este fin, y se ríe de todo lo demás …si con ella ha de llegar a ser rico; y lo mismo a realizar sin repugnancia cualquier acto…con tal de que para él, como si fuera una bestia, resulte eficaz en procurarle total saciedad de toda clase de comidas, bebidas y placeres amorosos”

(Platón, Las leyes, VIII, 830, c, d)

Para completar nuestra imagen del discurso platónico y a propósito de la creatividad, puede ser oportuno volver a recordar la relación que los griegos establecían entre memoria e inspiración cuando se referían a una filiación común de las artes con la memoria en un contexto mitológico, y en la medida en que las Musas, patrocinadoras de las artes, eran las hijas de Mnemósyne, la diosa Memoria. Como nos recuerda José Jiménez (2017), Platón se encargaría de poner de manifiesto el papel fundamental de la memoria y el recuerdo en el pensamiento teórico, “hasta hacerlo coincidir en su caso con el conocer”.

CREATIVIDAD, ¿TEMA, CREENCIA O RUIDO?

Sobre este relato histórico que voy trazando, ya adelanté que en nuestro tiempo el término creación parecía haberse convertido en una voz dejando de ser un tema. ¿La idea de creación formará ya una creencia en nuestra vida? ¿Una creencia que se vuelve ruido? ¿Propaganda?

Como ilustrativo ejemplo de la actualidad de esta voz recojo ahora algún texto de Javier  Cuartas, (La Nueva España, 19/03/2017), encabezado por un titular: “Pasado y presente de las estrategias de Asturias para conseguir una fábrica de coches”. Recuerda que Asturias fabricó automóviles durante una corta etapa en el comienzo del siglo XX, en los albores de una incipiente industria que llegaría a erigirse en uno de los sectores líderes de la economía mundial. Pero el cese de producción se atribuyó a la interrupción de motores galos. Todos los intentos por insertar  la región en la pujanza de una actividad puntera en el desarrollo tecnológico y fabril de las economías avanzadas resultarían baldíos. Después de este tipo de relatos, va a poner  en el artículo el término creación: “Ford. Esta compañía…comercializaba sus automóviles en España en régimen de importación desde 1907, y en 1919 decidió crear una filial…para fabricar en España. Pese a las gestiones de Tartiere, Ford optó por emplazar su fábrica en Cadiz…No se conocen más intentos en Asturias hasta los años sesenta. Ni siquiera cuando los Urquijo…promovieron en Junio de 1940 la creación de una compañía automovilística…Los Urquijo, madrileños de origen vasco, propusieron instalar la fábrica en las Vascongadas”.

CREATIVIDAD  Y  OPTIMISMO

En un contexto de voces como fabricar o producir, el término creación se refiere a la formación de empresas. ¿Puede ser significativo el contexto del término creación en un artículo que parece animar a la región para acoger ahora una planta de Tesla orientada a la fabricación de automóviles eléctricos? ¿Tendría esta voz el valor que esa música de fondo anima en las grandes superficies al potencial consumidor?

Sobre el tema, tal vez  convendría advertir que la noción de creación también podría contribuir a modificar el mismo concepto del clásico automóvil respecto a su uso. El dinamismo al que se refiere el concepto de creación en todo caso no parece agotado en nuestra vida cuando busca insuflar optimismo.

A MUERTE CON EL ARTE. ¿RESISTIREMOS?

Pero desde la anterior advertencia sobre la utilización del término creación para distinguir implícitamente esta dinámica como actividad empresarial, podría ser oportuno recordar algunos momentos más históricos sobre el uso de esta voz. Porque el concepto moderno de arte, entendido como actividad creativa y con una proyección social muy positiva comienza a formarse en el siglo XV cuando aparece una estructura mercantil en algunas ciudades europeas. Con esta estructura mercantil y el flujo de dinero que conlleva, aparecen nuevos estratos que buscan adquirir un status social elevado. Noción de creación y arte forman el resplandor con el que se busca investir la nueva clase.

¿Es esta misma estrategia la que siguen ahora nuevos empresarios cuando unen en sus discursos el término creatividad a la formación de sus propias empresas?

Aunque algunos planes podrían tener otro espíritu queriendo justificar una cruda demanda de subvenciones sin excluir deslocalizaciones oportunas para intereses privados, ignorantes del bien común. Nada de comercio justo y a muerte con el arte. Nada de amor.

Pero nos queda una palabra:¡Resistiremos!

¿Resistiremos, aunque no baste?

Por Guillermo Menéndez de Llano Menéndez

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación

Jefe del Departamento de Arte y Filosofía. Asociación de las Artes Visuales de Asturias

 

(C) 2010 Asociación de las Artes Visuales de Asturias. Términos y condiciones de uso