PostHeaderIcon CREATIVIDAD 5

CREATIVIDAD - TEMA DE NUESTRO TIEMPO -5

SER ESPEJO. SER EN EL ESPEJO

En el artículo anterior (4) mencioné el relato del Génesis que se refiere a la creación. Para su lectura abrí la página de un ejemplar que  reproduce la pintura de Miguel Angel sobre la creación del hombre. Me fijé en la composición  que hacen con las manos la figura del Creador y la del Primer Hombre cuando aproximan en el aire sus dedos índices hasta parecer una mano el reflejo especular de la del otro. ¿Podría considerarse la metáfora de una dinámica creadora la forma de la imagen en algún espejo al multiplicar una realidad sin repetirla? Precisamente en el pensamiento moderno se ha dicho que toda realidad se forma como un espejo. En este marco, la pintura de Miguel Angel sobre la creación del hombre no puede ser más evocadora. Es oportuno fijarnos en la misma noción de “especular” utilizada para referirse al pensar libre. ¿Es la especulación la forma de pensar más realista?

Es preciso distinguir entre ser espejo y ser en el espejo. Volveré sobre el tema

Las sombras proyectadas en el fondo de la caverna platónica ¿no tienen también algo de espejo? Parece que el pensamiento clásico quisiera trasmitir sobre la realidad alguna noción que no es formulable completamente, y en torno a la cual gira con distintas imágenes para señalarla como si se tratara solo de una intención apofántica.

Es el carácter apofántico de la mano protagonizado por la posición del dedo índice lo que tiene un primer plano para la atención, también en la pintura de Miguel Angel sobre la creación del primer hombre. Añadiré que el juego de los cinco dedos de la mano en las dos figuras, la del Creador y la del Hombre, me recuerdan la posición singular que tiene la imagen del caballero de la mano en el pecho pintada por el Greco.

Ese carácter no completamente reducible de la “realidad” al concepto ¿no es lo que precisamente señala Platón al poner el Bien en la cúspide de su sistema? El Bien sería lo que está más allá de todos los nombres singulares ofrecidos a los distintos niveles de la intuición.

Volviendo al Dios de la Biblia ¿no estamos aquí también ante lo explícitamente inombrable? Ahora, ¿no volvemos a encontrar cierta familiaridad entre el pensamiento de Platón y el relato bíblico?

Si seguimos insistiendo en explorar el significado del concepto de creación ¿no reconoceríamos en este dinamismo también el “todo fluye” de Heráclito? Lo que pienso señala Heráclito no es simplemente que las cosas “pasen”, sino que la realidad misma consiste en  un fluir, en alguna lógica del fluir. ¿No evoca también la noción de creación este movimiento profundo de lo real como flujo en el tiempo?

En tal contexto, los artistas tendrían su posición en la naturaleza al librar lo esencial en el arte del consumismo, que nunca nos enriquecerá según la conocida posición de Epicuro referida por Séneca en sus Cartas.

Las reflexiones anteriores me animan a una reconsideración de las distintas posiciones filosóficas en el tiempo fuera del esquema hegeliano, que parece demasiado artificioso por más conveniente que le resultara al propio Hegel. Hegel parece que entiende las oposiciones de las ideas como una especie de articulación del pensamiento por vía de la negación y de la superación sintética de los contrarios para desarrollarse. Por nuestra parte, en el Dinamorfismo Filosófico, esas aparentes oposiciones de las ideas las entendemos como formas polarizadas que reclama la propia estructura de la realidad al percibirla. Por ejemplo, dos visiones que se enfrentan al mirar una esfera desde lugares opuestos, no puede decirse que se nieguen mutuamente. Todo lo contrario, en sus oposiciones se aproximan a la verdad de lo real en su forma. No es lo anterior una forma de relativismo. Se complican las cosas al señalar que la propia percepción de lo real modifica la realidad advertida.

INTELIGENCIA SINTIENTE & INTELIGENCIA QUE PRESIENTE

Señalaremos otra circunstancia. Y es que la realidad en su raíz solo podría ser presentida. Nunca podríamos llegar a “sentirla” por sobrepasarnos como objeto en su modo de consistir. Así que para abreviar, hablaremos de una “inteligencia sintiente” que habrá que prolongar con la noción de “inteligencia que presiente”. Con la forma de la razón, esta inteligencia que presiente señala una realidad que nos desborda incesantemente sin que nos deje huérfanos fuera de su presencia perdurable.

La noción de “presentir” ya la utiliza Platón, por ejemplo en el Libro Noveno de La República: “¿No sucede lo mismo respecto a los presentimientos de alegría o dolor, causados por la esperanza de alguna sensación….?”

¿No se expresa también en el arte un presentimiento? La idea de creación ¿no encuentra aquí su oportunidad?

CLASE ABIERTA

También la negación de Hegel por Marx al darle la vuelta quedó demasiado afectada por el esquema hegeliano, aunque corrigiera su perspectiva pretendidamente universal y sus peores consecuencias. El marxismo, aunque fijara los pies sobre la tierra, parece no haber tenido tiempo a lograr fuerza en sus alas. En la perspectiva marxista, me parece especialmente fecunda todavía la noción de clase social con sus oposiciones, aunque respecto a los artistas preferiría que se entendieran como “clase abierta”. Lo impondría la noción de creatividad.

¿Es el tema de la justicia el que puede permitirnos ahora despegarnos del fango en nuestro tiempo? Y al tratar este candente tema ¿no citaremos a Platón?  La iluminación del arte tiene mucho que aportar sobre las formas del propio tiempo y la verdad. En nuestro universo de propaganda, del arte esperamos todavía que procure librarnos de las simplificaciones al desvelar lo que es justo con su propio lenguaje.

Sin más comentarios, cito un oportuno texto filosófico de Platón en el libro octavo de La República: “….deberemos rendirnos a la fuerza de las razones, que nos precisan a abrazar el partido de la justicia”.

Este es el sentido del “Comunicacionismo”.

Por Guillermo Menéndez de Llano Menéndez

Artista Visual

Es Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación


 

 

(C) 2010 Asociación de las Artes Visuales de Asturias. Términos y condiciones de uso